...Unete a nuestra realidad alterna...
 
ÍndiceMiembrosGrupos de UsuariosRegistrarseConectarse

Comparte | 
 

 Hoshiime, Tsukime

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Hinata
Kage/Administrador
avatar

Femenino
Cantidad de envíos : 250
Edad : 33
Localización : Conquistando el mundo junto a Gaara
Fecha de inscripción : 26/09/2008

MensajeTema: Hoshiime, Tsukime   Sáb Sep 27, 2008 3:07 am

¿Quién mejor para entender mis silencios que alguien de menos palabras que yo? ¿Quién podría mirar sin temor en mis ojos más que aquel de insondable mirada? Aquel de ojos tan profundos que se vuelven vertiginosos, tan cristalinos que parecen inmaculados lagos de inexploradas montañas, tan brillantes como estrellas, tan verdes como la primavera, tan cálidos como el verano, ojos en los que mi reflejo es el de la mujer más feliz del mundo, ojos que me quitan el aliento y me llevan a un mundo de sueños y me dicen sin palabras lo grande y maravilloso que es el amor… ¿amor?... sí… no podría llamar de otra manera al sentimiento que me inunda cuando me pierdo en el universo de esos dos luceros…la primera vez que los miré de verdad sentí el terror más grande imaginable… tan paralizante que no fui capaz si quiera de correr ni de mover un músculo siquiera mientras una vida se extinguía en lluvia carmesí… Pasó mucho tiempo antes de tener el valor de mirarlos nuevamente… la segunda vez fue un accidente… en el cumplimiento del deber nuestras miradas se cruzaron y no reconocí al dueño de esas esmeraldas…no pude evitar sentir el dolor de una vida solitaria y cruel, el peso de la sangre derramada con sadismo y el sabor amargo de arrepentimiento y culpa que queda tras la venganza… amor… algo que no entendía, que no conocía y que su alma clamaba a gritos, un triste recuerdo y un siniestro destino grabado en carne viva con la misma fuerza que lo mantiene a resguardo de todo… incluso de la felicidad… comprendí lo fácil que es errar el camino cuando no hay una luz que te guía, ni una mano que te devuelva amablemente a la senda de la cordura, me sentí agradecida por haber tenido un ejemplo a seguir en mis momentos de duda y de haber recibido sonrisas… eso me salvó de perderme en el abismo del abandono, me sentí basura por haberle juzgado y temido porque eso fue precisamente lo que lo llevó a valerse del odio, a causar pánico como un último intento de aferrarse a su humanidad pues por malo que fuera, al menos hacía vibrar su corazón y el de la gente a su alrededor, quise disculparme, ofrecerle una palabra de aliento, tenderle mi mano, pero no fui capaz, mi timidez ahogó las palabras en mi boca y congeló mi cuerpo, ¿se lo tomará mal? ¿Será una falta de respeto? ¿O quizá un exceso de confianza que no me corresponde? Preguntas como esas cruzaron mi cabeza y al final me marché por mi lado sin más…

Hace poco aprendí que el destino puede ser muy misterioso pero eso es lo que lo hace tan maravilloso, los humanos tendemos a desear aquello que nos es negado, tendemos a pasar demasiado tiempo mirando en la dirección equivocada y eso hiere, pero nos enseña a valorar lo que encontramos cuando al fin vemos en la dirección correcta…

No sé porqué estaba ahí ese día, nunca se lo pregunté… tampoco me interesa mucho saberlo, me basta con que así fuera… yo lloraba y alguien me ofreció un pañuelo que agradecí en un susurro, cuando levanté la cara él se sentó a mi lado, no me dijo nada, solo me miró, apenas y pude disculparme antes de romper nuevamente en llanto, “lo siento” musité… no dije porqué, pero él lo entendió… me había disculpado por molestarlo, por haber sentido miedo, por no haber dicho nada, por no tenderle la mano y decirle que aunque en menor medida, yo también entendía su soledad, por no sonreírle nunca y por quitarle su valioso tiempo en aquel momento… el ya no era una persona cualquiera, había encontrado su senda al fin, había dejado de vagar a ciegas en la oscuridad como un fantasma de muerte y se había convertido en el protector de su gente, de aquellos que seguían temiendo y desconfiando de él, pero igual estaba decidido a defenderles y hacer bien a su pueblo, una persona así estaría en un país extranjero por un motivo importante e ineludible, no tenía razón para detenerse a ver que le pasaba a alguien como yo que no es capaz de decir lo que siente… que solo se sonroja y se desmaya sin que salgan frases completas de su boca y que deja escapar las mejores cosas de su vida por dejarse vencer por su timidez… sin embargo se quedó… me miró y fue mi consuelo y mi calma, me sacó de mi soledad y de mi tristeza, sin una sola palabra, no sé cuanto tiempo nos miramos el uno al otro, solo sé que fue la más dulce sensación de mi vida, ahí en silencio le conté mi supuesta tragedia y al pensar en ello me pareció absurdo llorar por algo que sabía de antemano que pasaría, me sentí tan tonta pero tan aliviada que fui capaz de reír de mí misma, él sonrió y eso fue tan refrescante que ni todas las palabras de aliento hubieran podido siquiera compararse… lo abracé… aún no me explico como me atreví, pero no me arrepiento… él se sobresaltó, abrió sus ojos cuan grandes eran, totalmente confundido, pero no me apartó, por lo contrario, luego de un momento me abrazó también, tan tímidamente como si fuera la primera vez que lo hacía en su vida y temiera fallar, tan cálidamente que borró por completo cualquier atisbo de tristeza en mi mundo, en aquel entonces no pude entenderlo… aquel día todo nos resultaba extraño y fascinante… rompimos el abrazo cuando alguien lo llamó, era su hermana que lo buscaba, se puso de pie y se marchó para cumplir con su deber, “arigato” le dije antes de que se fuera y él me sonrió de vuelta, se despidió agitando la mano y se encontró con su familia para luego perderse en el horizonte… solo hasta entonces me di cuenta que me había quedado con su pañuelo y hasta que pude devolvérselo lo guardé como un bello recuerdo.

Nos encontramos esporádicamente después de eso… 2 veces al año en un importante evento en el que participaban miembros de nuestras aldeas, solo venía por un día y estaba muy ocupado, pero siempre se hacía un pequeño receso para que fuéramos por té y dangos, no es muy partidario del dulce, pero los de aquí parecen agradarle, Kiba se burla de mí y dice que esos son los momentos más aburridos del mundo porque rara vez decimos algo, pero entre nosotros sobran las palabras… son momentos de tanta felicidad y tranquilidad que decir algo parece absurdo…

Hoy estoy especialmente feliz, es casi fin de año y el segundo evento se retrasó, así que coincide con mi cumpleaños… me siento emocionada… él no lo sabe y no planeo decirle, pero verlo hoy será el mejor de los regalos, incluso me he puesto un vestido en vez de la ropa de trabajo y aunque no estoy segura si siente lo mismo que yo estoy dispuesta a disfrutar cada instante a su lado, probablemente no tengo esperanza, él es admirable, seguro en su país tendrá muchas chicas fabulosas para escoger y yo… bueno… yo soy bastante común, lo único que me hace sobresalir son mis ojos, pero toda mi familia los tiene así que igual y no es tan genial como quisiera creer pero aún así no pierdo la fe.

El evento terminó hace un rato, fue emocionante pero para mí lo mejor recién comienza, aún cuando tengo que esperar detrás del estadio a que se escape de sus guardaespaldas, me siento como si tuviera planeada una travesura, pero supongo que eso le da un toque aún más especial… al fin llega, su cabello resplandece con el atardecer, se ve casi irreal, pero no, ya he comprobado varias veces que no es un sueño.

Me toma de la mano y salimos corriendo hacia el bosque, tal vez el escape no ha salido del todo bien… “Te ves hermosa” dice mientras cambiamos de dirección repentinamente, pero yo no he tenido tiempo de contestar, me ha levantado en brazos para poder saltar entre los árboles sin que se atore mi vestido… quizá este cambio de imagen no fue la mejor idea… estoy totalmente avergonzada y mi corazón late tan rápido y fuerte que temo que salga disparado en cualquier momento… se detiene al llegar a la orilla del lago donde suelo practicar, el único lugar que curiosamente no se ha congelado, ha caído la noche, pero es tan clara que no parece que estemos en medio del bosque, me baja delicadamente sin dejar de mirarme, me toma de la mano y por la cintura “¿Bailamos?” pregunta casi en un susurro, yo estoy tan sorprendida que no puedo decir nada, así que asiento aunque no haya música, mi corazón va muy rápido como para dejarlo marcar el ritmo, pero el me lleva tan suavemente que no hay necesidad de preocuparme.

- Feliz cumpleaños Hime – sus palabras me sacan de mis pensamientos.

- ¡¿Eh?! ¿Cómo lo sabes? O_o -

- Ser el gobernante de la aldea vecina tiene sus ventajas pero quiero saber porqué no me lo dijiste tú -

- No me pareció correcto U_U -

- Lo incorrecto fue no decirme, mi cumpleaños es en 22 días y quiero que estés conmigo -

- ¡Touzen! (*por supuesto*) Será un honor n_n -

Se detuvo repentinamente y no pude evitar pisarlo ¡que vergüenza!... demo… me pregunto que le pasará, lo miro preocupada, pero él aún sonríe mientras me observa, no puedo evitar desear que sienta lo mismo que yo pero… un momento… esto no es imaginaciones mías… esa mirada me derrite el corazón y despeja mis dudas… él también siente algo especial por mí, que mágico momento, iluminados por la luna y su reflejo en el lago, me dejo envolver por el cúmulo de emociones encontradas, siento paz en mi espíritu, pero a la vez siento como si una chispa incendiara mi interior y crece rápidamente extendiéndose por todo mi ser, no puedo apartar la mirada, aunque tampoco quiero hacerlo, es como si el universo se redujera a nosotros dos, es algo que nunca había sentido… quiero besarlo y olvidarme de todo pero no me atrevo ¿y si hago mal? Me veo en sus ojos y me pregunto si los sentimientos que percibo son el reflejo de los míos o le pertenecen a él… podría detener el tiempo en este momento y vivir por siempre embriagada de esta felicidad pero sé que aún hay más, ya lo he decidido… yo voy a… yo… yo… ya no puedo pensar más… me ha besado…

Jamás pensé que tanta dicha cupiera en un solo corazón… por unos instantes conocí la gloria… no quería que terminara… pero lo hizo… sin embargo sé que puede repetirse, estoy completamente enamorada… rodeo su cuello con mis brazos y lo beso de nuevo… es adictivo… un solo beso ha bastado para que yo ya no conciba la vida si no es a su lado.

Él se separa de mí por un momento, se quita su gabardina y la tiende en el pasto galantemente, me invita a sentarme ahí, a su lado y voy enseguida, lo abrazo de nuevo recostando mi cabeza en su pecho y él pone la suya en mi mejilla. Busca en su bolsillo y saca una pequeña cajita que me entrega, tiene un montoncillo de arena, pero cuando la destapo por completo toma la forma de una flor… es hermosa y perfecta, toda una obra de arte, un detalle original, romántico y maravilloso que solo se le podría ocurrir a él, no puedo contener la emoción y lo beso de nuevo, tan efusivamente que nos vamos de espaldas sobre la hierba pero no me importa, solo tengo cuidado con mi flor que al instante se desintegra y regresa a su caja, como si tuviera vida propia y me dejara vivir el momento sin preocupación alguna.

Luego de un dulce intercambio de besos, nos quedamos recostados, abrazados, aspirando el fresco aroma de la noche, es el mejor de mis cumpleaños… y la luna llena nos baña con su plateada luz aumentando si es posible el romanticismo.

- La luna se ve hermosa, tal como te gusta n_n – le digo a mi amor.

- ajá – es toda la respuesta que obtengo y al mirarlo me doy cuenta que ni siquiera ha volteado.

- Ni la miraste u_u – me quejo.

- Me basta con mirarte a ti… no hay mayor belleza – me da un beso en la frente y me siento halagada pero culpable por el reproche.

- Hoshiime… Si que sabes hacerme sentir como una princesa de cuento de hadas -

- ¿Hoshiime? O_O??? – me pregunta intrigado mientras se incorpora.

- Te va bien… n_n – él sigue sin entenderme – por lo que siento por ti y por tus ojos que son las únicas estrellas de mi cielo…. U.U – espero no haber sido demasiado cursi…

- ¿Un juego de palabras? ¬_¬ no soy bueno en eso… - me responde pensativo - Hoshi = estrella… me = ojos… Mmmm no lo habría pensado… hoshii…. – luego me sonríe pícaramente – pero entonces eso significa… ¿significa que me quieres? -

- Eso sería el hoshii (*querido*) n_n – por primera vez lo veo sonrojado y pongo cara seria – pero la verdad es solo para que hiciera juego –

_________________
Nada permanece oculto ante mis ojos


Calmada y sosegada como el mar,
pero debastadora y mortal como el océano...
...Mi mirada será tu gloria o tu fin...



Rango: LÍDER AKATSUKI
Nivel: 17

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Hinata
Kage/Administrador
avatar

Femenino
Cantidad de envíos : 250
Edad : 33
Localización : Conquistando el mundo junto a Gaara
Fecha de inscripción : 26/09/2008

MensajeTema: Re: Hoshiime, Tsukime   Sáb Sep 27, 2008 3:11 am

- ¿Y eso? – Nuevamente me mira confundido - ¿No me quieres? O_O -

- No – respondo tajantemente y me mira sin saber que decir, parece incrédulo y un poco triste -

- Ai shiteru (*te amo*) Gaara-kun… - digo antes de sellar de nuevo nuestros labios con un beso que me sabe aún más dulce… pero él me detiene un momento, me mira como enfadado por la broma y luego me sonríe

- Boku mo Tsukime (*Yo también ojos de Luna*) – ahora la que lo mira pensativa soy yo y él se sonroja levemente de nuevo – te dije que no soy bueno para eso pero tus blancos ojos son las lunas llenas de mi vida -

- La verdad… estaba pensando que me encanta – Ahora si nos besamos tranquilamente y acabo de darme cuenta que el amor es el mejor remedio para la timidez.

Nos quedamos ahí y nos olvidamos del tiempo y del mundo, hasta que me venció el cansancio y sin darme cuenta me quedé dormida, desperté al sentir la calidez de los rayos del sol contrastando con las frías gotas de rocío, estábamos tan juntos que parecíamos uno solo, lo único que nos delataba era el contraste de mi cabello azulado con su melena roja como la sangre, me sonrojé un poco, seguramente estaría cansado de abrazarme toda la noche y de no poder moverse, él no duerme y pasar todo el rato ahí debió aburrirle, tomó delicadamente mi barbilla para hacer que lo mirara y me sonrió tranquilizadoramente como adivinando mis pensamientos y me besó.

- Ohayou Tsukime -

- O-ohayou Hoshiime – respondí aún un poco adormilada y asombrada de que no nos hubiésemos congelado, entonces vi rastros de arena en el piso y supe que él nos había hecho un refugio, vaya desconsiderada resulté – gomen nasai… - dije inclinando la cabeza.

- No pasa nada… no me importa donde este mientras esté contigo -

Me sonrojé aún más… nos levantamos y nos estiramos, era un día claro, muy cálido para ser invierno, mi estómago me recordó que no habíamos cenado y ya era hora del desayuno, seguramente habría quedado tarta en casa…. “¡Casa!”… pensé en voz alta… en un grito a decir verdad y me cubrí la boca con las manos, Gaara me miró y no pudo evitar reír.

- Parece que nos espera un buen regaño – dijo entre risas

- Si es un regaño me doy por bien servida, mi padre seguramente ya mandó a Neji nii-san a buscarme y él esta con Hokage-sama diciéndole que hay que declararle la guerra a quien me haya secuestrado – bufé pero enseguida me di cuenta de con quien hablaba y la tontería que acabo de decir - ¡No! Es decir etto… no guerra en realidad… me refiero a que él… - me puse demasiado nerviosa y no pude articular correctamente las frases.

- Descuida, te entiendo, Temari debe estar igual y el pobre de Kankuro debe estar al borde del ataque amenazado por ella y Matsuri… -

- Oh sí… Matsuri… ¬_¬ - El oír ese nombre no me agrada, la discípula de Gaara-kun es demasiado apegada a él y no precisamente como su sensei.

- ¿Porqué esa cara? – preguntó y yo intenté disimular – Siempre que aparece Matsuri haces lo mismo, aunque solo sea en la conversación… – Me dijo con ese tono triunfal y burlón que detesto.

- Son imaginaciones tuyas… volvamos a la aldea antes de que manden a la familia de Kiba con sus perros – dije restándole importancia al asunto y emprendiendo el camino pero él me abrazó por la espalda y me detuvo.

- Sabes que no tienes motivos para estar celosa, pero hasta cierto punto me halaga… solo recuerda siempre que eres la única a la que amo… - me dio tremendo beso que me hizo olvidar el enojo y la prisa… Afortunadamente él no lo olvidó y de inmediato salimos apresurados de vuelta a Konoha.

**** En la residencia Inuzuka

- Arghhh!!!! Que lata que ya les dije que no quedé hoy con Hinata para entrenar. – Kiba explicaba por enésima vez a Neji y Hiashi Hyuga que no sabía donde estaba Hinata y no tenía planeado verla hasta la tarde para celebrar su cumpleaños.

Por suerte para el y Akamaru, Shino llegó a buscarlo y el interrogatorio ahora fue para él. Luego de decir otras mil veces que el paradero de su compañera de equipo le era desconocido, todos salieron de la casa, los Hyuga para pedir al Hokage un equipo ANBU y el permiso para buscar a la desaparecida y traerla sana y salva, mientras que por otro lado Shino y Kiba iban a buscar un presente por si aparecía, así que tomaron caminos distintos.

- ¡Que buena la ha hecho esta vez! Quién diría que nuestra pequeña tímida se iba a fugar jajajaja – decía caminando con las manos detrás de la cabeza – aunque con lo aburridos que son esos dos seguro que lo más emocionante fue el dango y no hay de que preocuparse… ¡Qué flojera me dan! -

- No deberías hacer ese tipo de comentarios… podrías ofender a alguien… pero es cierto, no hay de que preocuparse, aunque es raro que ella no volviera… -

- ¡Kiba! ¡Shino! Tenemos una misión - sonó la voz de Shikamaru detrás de ellos – Que problemático… - El joven Nara iba seguido por Ino y Chouji de lejos mientras que Temari lo zarandeaba casi al borde del pánico para que se diera prisa.

- ¿Qué pasó? – Preguntó Aburame.

- El Kazekage desapareció anoche… - les respondió su amigo con fastidio.

- ¿Qué no traía guardaespaldas? – Preguntó Kiba para divertirse y molestar a Temari pero el abanicazo que recibió lo convenció de cerrar la boca.

- Por eso es problemático… ¬_¬ -

- ¿Ya buscaron en el local de dango? – preguntó Shino.

- ¡Ya buscamos por toda la aldea! Y a mi hermano no le gusta el dulce… -

- Te sorprenderías ¬.¬ - murmuró Kiba

- ¿Qué? – preguntó la furiosa rubia.

- ¡Nada! Yo no dije nada -.- -

- Dense prisa, tenemos que encontrar a mi hermano… puede estar en peligro -

- Cálmate Temari, el peligro es para los que se cruzan por su camino si lo agarran de malas, se sabe cuidar, de todos modos nos vamos a dividir para buscarlo… Kiba, tú y Akamaru vayan a… - decía Shikamaru pero algo que vio detrás de los chicos pareció sorprenderlo – naaahh olvídenlo… ya puedo volver a dormir… -

- ¿Qué? O_O ¿De qué demonios hablas? – la rubia preparaba su abanico cuando Shikamaru señaló detrás suyo, ella volteó y se olvidó del genio de Konoha - ¡Gaara! – corrió hacia él que a su vez venía corriendo por la calle - ¿Estás bien? ¿Qué pasó? ¿Dónde estabas? ¿Porqué te fuiste sin decirme? ¿Por qué te fuiste solo? ¿Qué estabas pensando? No puedes hacer eso ¿Y si te pasaba algo?... -

Temari lo siguió bombardeando con preguntas de modo que él no podía responder y se limitó a suspirar mientras Hinata trataba de recuperar el aliento y Kiba se acercó a ella.

- Tu familia te busca, parece que te perdiste la torta… - le dijo burlonamente y ella se puso más roja que un tomate, fue entonces que Temari se dio cuenta de que ella y el Kazekage iban tomados de las manos, los separó de inmediato y siguió acribillando con preguntas al pobre pelirrojo, aunque ahora de otro estilo.

***** Perspectiva de Hinata

- Gomen nasai… ¿a dónde fueron? – pienso que esto se puede poner feo, por fin me doy cuenta de todas las implicaciones de mi imprudencia.

- Con Hokage-sama – Me respondió Kiba de lo más tranquilo.

- ¡Kuso! – miré a Gaara que seguía siendo interrogado, él me entendió y con un adedmán me dijo que me adelantara y salí corriendo hacia la oficina de Godaime Hokage sama.

**** Oficina del Hokage

- Imagínese si el byakugan cae en malas manos, ella es del Souke, no tiene ningún sello… - replicaba Hiashi Hyuga mientras Tsunade hacía rápidas anotaciones.

- Lo sé, pero ya te dije que no puedo ayudarte, tendrán que buscarla ustedes, ahora tenemos un problema mayor entre manos y… ¡un momento! ¿Desde cuando dicen que no la ven? -

- Desde ayer luego del torneo de los examenes chunnin… - respondió Neji.

- Bueno, bueno… no puedo enviar a nadie a buscarla pero si por casualidad la ven se los haré saber… - respondió muy pensativa cuando tocaron a la puerta – adelante. -

- Sumimasen… - dijo Hinta entrando ante los atónitos ojos de los 3 y jadeando por la carrera.

- ¿Dónde te habías metido? ¿Estás bien? – le preguntó su padre revisándole los ojos bruscamente.

***** Perspectiva de Hinata.

El amor de padre duele T_T esa peculiar forma de revisar que aún tengo mis ojos me va a terminar dejando ciega… pero bueno… ahora tengo algo más importante que aclarar.

- Gomen nasai mina-san – dije haciendo una reverencia – de verdad lamento los problemas que he causado, perdí la noción del tiempo y… -

_________________
Nada permanece oculto ante mis ojos


Calmada y sosegada como el mar,
pero debastadora y mortal como el océano...
...Mi mirada será tu gloria o tu fin...



Rango: LÍDER AKATSUKI
Nivel: 17

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Hinata
Kage/Administrador
avatar

Femenino
Cantidad de envíos : 250
Edad : 33
Localización : Conquistando el mundo junto a Gaara
Fecha de inscripción : 26/09/2008

MensajeTema: Re: Hoshiime, Tsukime   Sáb Sep 27, 2008 3:15 am

- Hinata deja eso para después… - Godaime Hokage no me dejó terminar – Necesito que me respondas algo muy importante ¿Sabes donde está Kazekage-dono? – No puedo evitar que esto va de mal en peor.

- ¡Hai! – Dije poniéndome tan roja que parecía apunto de estallar.

- ¿Está bien? – Tsunade-sama continuó el interrogatorio.

- Hai -

- ¿Hubo algún problema? -

- iie -

- ¿Dónde se encuentra? -

- Cerca de la casa de los Inuzuka, con Temari-san – no me atrevo a mirarle a la cara cuando respondo, Tsunade sama suspira profundamente, no se ve contenta y no puedo culparla.

- ¿Qué significa todo esto? – preguntó otousan enfadado.

- Yo… etto… -

- Lo que pasó fue muy grave Hinata, no podemos simplemente “perder” a Kazekage dono, sus hermanos y la delegación de su aldea estaban muy preocupados y ni que decir que nos responsabilizan, estuvimos al borde de la guerra… -

- Sé que una disculpa no basta pero de verdad lo siento, permítame explicarle a la gente de Sunagakure que ha sido mi culpa y luego tome las medidas que considere pertinentes conmigo, no opondré resistencia, sé que mi imprudencia ha puesto en peligro a mi aldea, como ninja eso es imperdonable, aceptaré cualquier castigo, incluso la muerte… - la puerta se abrió.

- Nada de muertes innecesarias – dijo esa fría pero dulce voz que hace vibrar cada fibra de mi ser.

- ¡Kazekage dono! – exclamó Godaime al verlo. – Me alegra que esté bien, lamento este desafortunado incidente. -

- No, yo lamento los problemas que le causaron mis acompañantes, pero el incidente no ha sido desafortunado y lo he causado yo mismo, ha sido mi idea y mi responsabilidad. -

- ¡Dzendzen, iie! Fue mi culpa, yo me quedé dormida, Kazekage-sama se quedó para cuidarme y que no me congelara… - me acabo de dar cuenta de lo que dije y enrojezco más si es posible deseando que me trague la tierra, mientras mi padre, mi hermano, Temari-san y Hokage-sama lucen cada vez más enfadados.

- Fue mi idea ir tan lejos – intervino mi amado – además no me costaba nada despertarte, se nos ha hecho un poco tarde, lo admito pero no es motivo para matar a nadie, ni hacer guerra, ni ponerse histéricos, me sé cuidar bastante bien y solo nos fuimos unas horas… quizá el problema fue precisamente el horario, pero debo insistir en que esto sea olvidado y no se tome ningún tipo de represalia en contra de Hyuga Hinata. -

- ¿Ninguna represalia? ¿Acaso tienen idea de lo que pasamos? – Se quejó papá escandalizado – Además ¿cómo es eso de que pasaron la noche juntos? ¡Has deshonrado a nuestra familia Hinata! Y a ti misma, no es este el modo en el que fuiste educada ¿Qué clase de cosas te enseñó Kurenai? -

- ¡iie! No es lo que crees Otousan… - Grito al borde del colapso, como puede pensar algo así de mí y peor aún decirlo frente a todos y en especial frente a Gaara-kun.

- ¿Y entonces? -

- Entonces nada… - De nuevo Gaara al rescate, casi nunca habla pero que feliz soy cuando lo hace *o* - Su hija es toda una dama y mataré a quien se atreva a ponerlo en duda, nuestro único delito fue restar importancia al tiempo, pero yo jamás le faltaría al respeto y ella nunca me lo permitiría – su mirada era feroz – algún día me casaré con ella y lo que ocurra solo nos incumbirá a Hinata y a mí, mientras ese día llega no tiene razón para preocuparse… -

- ¿Casarse? – Preguntamos todos sin creer lo que oíamos… bueno… yo pregunté “¿Casarnos?”… la verdad es que todo había sido muy rápido y ni siquiera se me había ocurrido… he de admitir que no me desagrada la idea pero… ¡tengo 17 años! … bueno, dijo algún día… eso es reconfortante pero aún así no puedo creerlo, no salen más palabras de mi boca, entre emoción y sorpresa no sé como me mantengo en pie….

Pasamos un rato más disculpándonos, escuchando regaños y tratando de evitar que mi padre sufriera un ataque ¬_¬… o quisiera atacar a alguien U_ú pero al final todo se solucionó, no voy a la cárcel aunque tengo mucho trabajo comunitario como si fuera gennin T^T y otousan se sigue quejando de que el byakugan nunca ha salido de Konoha así que Gaara tendrá que dejar de ser Kazekage y venir a vivir aquí… obviamente desvaría pero para ya no discutir nadie le dice nada… Neji no me habló un par de días pero luego dijo un casi inaudible “felicidades” y todo volvió a la normalidad, no me dejaron probar la tarta de mi cumpleaños T-T Kiba no dejaba de preguntar que pasó esa noche, hasta que Shino le llenó la boca de bichos, eso y la cara de Matsuri cuando se enteró son cosas que no olvidaré nunca y que me harán reír siempre XD Gaara-kun me escribe largas cartas una vez al mes y yo hago lo mismo, pero las enviamos con la dirección de Shikamaru porque mi papá trata de interceptarlas… le resultó “problemático” pero nos las arreglamos para convencerlo gracias a Temari-san que al final se resignó y nos dio su bendición… todo esto es de lo más raro y divertido pero soy inmensamente feliz.

Hoy cuando llevaba la correspondencia escuché una canción en la florería de Ino… me hizo reír al recordar todo y corrí a comprarme el cd, bueno 2, otro para Hoshiime-kun… seguro pensará lo mismo que yo n_n que no puedo dejar de cantarla mientras pienso que Saabaku no Hinata no suena del todo mal…


Lo veo en tus ojos,
que algo pasa entre nosotros,
que la noche nos espera, que me miran,
lo dicen tus ojos, que me alivian,
que me queman, que me atrapan,
que me llenan, que desean
y que mas te da
si tu sientes lo que siento
si tu quieres lo que quiero,
deja que el mundo de vueltas,
esta noche es tuya y mia
quedate hasta que llegue la luz del dia
nada importa,
dejame entrar en tu vida,
esta noche hay que gozarla
quiereme hasta que amanezca sin medida,
que tu sombra se confunda con la mia ,
lo veo en tus ojos,
que me curan las heridas,
que no saben de mentiras, que hipnotizan,
lo dicen tus ojos que son nubes en el viento,
que son agua en el desierto
que seducen y que mas me da
si yo siento lo que sientes
si yo quiero lo que quieres
dejare que el mundo gire, gire y gire
esta noche es tuya y mia
quedate hasta que llegue la luz del dia
nada importa,
dejame entrar en tu vida,
esta noche hay que gozarla
quiereme hasta que amanezca sin medida,
que tu sombra se confunda con la mia ,
esta noche es tuya y mia
quedate hasta que llegue la luz del dia
nada importa,
dejame entrar en tu vida,
esta noche hay que gozarla
quiereme hasta que amanezca sin medida,
que tu sombra se confunda con la mia ,
lo veo en tus ojos

¿FIN?


Bueno, este es el primer fic q escribo en primera persona por eso casi todo es como si Hinata recordara, espero opiniones para saber como quedó.

_________________
Nada permanece oculto ante mis ojos


Calmada y sosegada como el mar,
pero debastadora y mortal como el océano...
...Mi mirada será tu gloria o tu fin...



Rango: LÍDER AKATSUKI
Nivel: 17

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Kimimaro
Kage/Administrador
avatar

Masculino
Cantidad de envíos : 874
Edad : 26
Localización : ...En colombia...con ganas de poder volar...^^
Fecha de inscripción : 25/09/2008

MensajeTema: Re: Hoshiime, Tsukime   Sáb Sep 27, 2008 9:28 am

.....Sin palabras.....increible como siempre hinata-chan...impresionante de verdad....cuanta inspiracion!, cuanto poder en todas las palabras!, definitivamente eres muy buena en esto...^^...salu2

_________________


"...Si no puedo ser útil para las personas impotantes para mí, mi existencia no es necesaria; pero mientras lo sea, conocerán el verdadero significado de el poder de mi clan..."


Rango: Otokage
Nivel:17
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://narutocronicas.forosactivos.net
Hinata
Kage/Administrador
avatar

Femenino
Cantidad de envíos : 250
Edad : 33
Localización : Conquistando el mundo junto a Gaara
Fecha de inscripción : 26/09/2008

MensajeTema: Re: Hoshiime, Tsukime   Sáb Sep 27, 2008 1:27 pm

muchísimas gracias Kimi-nii me alegra que te haya gustado, nunca había escrito algo en primera persona. Pero de verdad agradezco tu comentario n_n y tu aapoyo

_________________
Nada permanece oculto ante mis ojos


Calmada y sosegada como el mar,
pero debastadora y mortal como el océano...
...Mi mirada será tu gloria o tu fin...



Rango: LÍDER AKATSUKI
Nivel: 17

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Hoshiime, Tsukime   

Volver arriba Ir abajo
 
Hoshiime, Tsukime
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Naruto ninja chronicles :: Zona shinobi :: Fanfic-
Cambiar a: